En agosto del año 2.020 la cotización del oro alcanzó un máximo histórico en un nivel superior a los 2.000 usd la onza, pero también en esa zona se desencadenó una importante presión vendedora que generó el inicio de una tendencia bajista, la cual fue bien determinada por el canal descendente en el gráfico adjunto.

Oro

Ahora bien, dicha tendencia a caer se finalizó con la ruptura del canal por el lado superior (elipse verde), que se llevó a cabo a mediados del último mes de mayo y que estaba pronosticada por una clara figura de doble mínimo que analizamos en un informe anterior y de la cual el objetivo ya fue cumplido.

Resumiendo, todo esto nos deja con la siguiente situación en el precio del oro: Estamos frente a una oportunidad de compra porque la tendencia de medio y largo plazo es alcista y porque la caída que vimos desde el inicio del mes de junio se ha detenido justo en un soporte muy importante, los 1.750.

Por tanto, es muy probable que los mínimos anuales ya los hayamos visto entre marzo y abril, y que, si el precio fuese capaz de romper la resistencia en la zona de 1.865 sin antes perforar su soporte clave, el escenario más posible para los próximos meses, es que el oro busque como objetivo superar nuevamente máximos históricos.



Deja una respuesta