Si apreciamos el gráfico diario del índice americano podemos observar como cada vez que su precio logró conquistar un nuevo máximo histórico en los días siguientes una corrección se llevó a cabo.

Hasta el 27 de enero, esas correcciones eran pequeñas, pero a partir de esa fecha cada caída fue cada vez más profunda.

En ese primer ajuste importante, entre el máximo histórico y el suelo el precio se dejó un -5%, luego el 16 de febrero el futuro del SP500 logró récords en la zona de los 3.960 y la corrección que le siguió fue del -6%, ¿será la corrección actual del -7% entre máximo histórico y el suelo?

No lo sabemos, pero si tenemos identificado un patrón que se fue repitiendo en los recientes meses y eso hace muy probable que el mismo se repita.

SP 500

Ahora bien, nuestra estrategia ahora es bajista, pero si creíamos que el mercado era difícil, operar en la dirección bajista es aún más difícil:

Las tendencias de caídas están compuestas por fuertes rebotes en la dirección contraria, con el objeto de hacernos dudar de nuestra operación bajista y de “enganchar” a más compradores en una operación errónea, para luego definitivamente caer fuerte en pocos días.

Ahora bien, debemos ser capaces de soportar el tramo en contra y tener paciencia, porque mientras los niveles de stops sean respetados significa que estamos en la dirección correcta. En este caso, nuestro stop puede estar ubicado en máximos históricos.

Es muy probable que esta misma semana veamos el desplazamiento bajista esperado, y en la próxima un suelo definitivo para comprar a medio plazo.



Deja una respuesta