La semana pasada comentábamos que el precio de la materia prima podría desplegar un nuevo tramo importante de subidas, pero hoy nos encontramos con que el precio registra pérdidas importantes.

¿Es para preocuparse?

No, como se aprecia en el gráfico la cotización no pudo con la fuerte resistencia en 1.960 y vuelve nuevamente a verificar la línea de tendencia alcista que marca la dirección del oro desde abril. Vamos a considerar que la actual caída es un retroceso normal dentro de la tendencia alcista de medio/largo plazo.

El soporte en 1.847 parece estar haciendo sus efectos y pronto podríamos ver un giro alcista en la materia prima.

En el peor de los casos, si el oro continúa cayendo, el siguiente soporte está en 1.770, lejos, pero muy difícil de que llegue. Mientras ese nivel no sea perforado la tendencia del oro es a subir. 

oro



Deja una respuesta