El indice VIX, que nos marca el miedo de los inversores, llego a un máximo en 50 en febrero del presente año, y desde esa jornada que no hace otra cosa que retroceder, todo mientras los mercados de acciones van mejorando y alcanzando récords.

En la sesión de ayer se logro el mínimo del año en 10.5. Otro síntoma positivo del momento actual en Wall Street.



Deja una respuesta